EnGLish

diseñaR soluciones de mercado con comunidades pesqueras artesanales para obtener beneficios económicos y de protección del medio marino

Las Zonas de Exclusión de Áreas Marinas Protegidas, No-take Marine Protected Areas (Nt-MPAs), son herramientas importantes para la conservación de la biodiversidad. No obstante, algunos indicios sugieren que una gran proporción de las Nt-MPAs no se respetan ni gestionan eficazmente. Por otro lado, los gobiernos y las comunidades pesqueras a menudo se resisten a la implementación y cumplimiento del reglamento de las Nt-MPAs oficiales. Como consecuencia, se necesita un aumento de la efectividad de las estrategias para la conservación marina por medio del desarrollo de nuevos enfoques que permitan la protección de la biodiversidad y promuevan el compromiso de pescadores y prácticas pesqueras sostenibles.

ACS utiliza un enfoque específico centrado en el hombre para diseñar un programa que cuente con la implicación y el apoyo necesarios por parte de los pescadores locales, que proporcione beneficios para la biodiversidad a escala de paisaje y que resulte en nuevas alianzas entre distintos sectores.

Los Derechos de Uso Territorial en la Pesca, conocidos como TURF (Territorial Use Rights for Fisheries), tienen como objetivo reforzar la sostenibilidad de la pesca a pequeña escala. Chile tiene una de las políticas de TURF más antiguas del mundo. Muchas pesquerías artesanales están organizadas en cooperativas oficiales a las que el gobierno federal concede TURF: adquisición de una sección de la costa a largo plazo en la que los pescadores de dichas cooperativas pueden cosechar invertebrados bénticos y otros recursos. Junto con nuestros colaboradores (ShellcatchPontificia Universidad Catolica de Chile, y Virginia Tech), estamos diseñando y poniendo a prueba un nuevo modelo de mercado en Chile basado en TURF que proporcione beneficios cuantificables para la biodiversidad además de beneficios económicos para las cooperativas pesqueras. Con este objetivo, estamos co-diseñando un programa con pesquerías artesanales según el cual las pesquerías reciben una compensación económica relativa al coste que les ocasiona reservar una parte de sus TURF como zona de exclusión de pesca obligatoria. El resultado es un programa escalable que proporciona un flujo de ingresos adicional para las cooperativas pesqueras a cambio de una gestión que produce beneficios verificables para la biodiversidad y que promueve las pesquerías sostenibles. ACS utiliza un enfoque específico centrado en el ser humano para diseñar un programa que cuente con la implicación y el apoyo necesarios por parte de los pescadores locales, que proporcione beneficios para la biodiversidad a escala de paisaje y que resulte en nuevas alianzas entre distintos sectores.

Una cooperativa pesquera accede a reservar una parte de sus TURF como zona de exclusión de pesca, así mismo se compromete a vigilar la pesca furtiva en la zona de exclusión. A cambio, la cooperativa recibe un pago anual para compensar el coste relacionado con el establecimiento y la vigilancia de las zonas de exclusión así como por los beneficios creados para la biodiversidad en dichas zonas. Hay un seguimiento por video realizado por una tercera parte en la zona de exclusión para revisar que no se produzca una rotura del contrato: actividades de pesca ya sean por miembros de la cooperativa o por eventos de pesca furtiva. Se establecen las condiciones iniciales y se registra la biodiversidad en tres áreas: un área incluida en la zona de exclusión donde no hay pesca; otra en el TURF donde la cooperativa está llevando a cabo la pesca; y un tecer área fuera del TURF en la zona de libre acceso. De esta forma se puede evaluar el beneficio para la biodiversidad con el paso del tiempo.

¿Quieres saber más? Consulta nuestro estudio Incentivizing biodiversity conservation in artisanal fishing communities through territorial user rights and business model innovation publicado recientemente en la revista Conservation Biology.