Las hormigas son uno de los taxes de especies invasoras más cosmopolitas: docenas de especies han islas y áreas continentales alrededor de todo el mundo. Las especies invasoras de hormigas continúan colonizando nuevos ecosistemas teniendo impactos negativos directa e indirectamente tanto en ecosistemas no naturales con intervención humana como en ecosistemas naturales. En estos casos, la erradicación es a menudo una acción de gestión deseable. Mientras que la erradicación de especies invasoras de hormigas ha incrementado en los últimos 15 años, la taxa de éxito de estas campañas de erradicación es baja en comparación con otras especies invasoras. 

Junto con compañeros del CSIRO en Australia, Island Conservation y University College of London, ACS ha realizado una revisión de las erradicaciones de hormigas en todo el mundo con el objetivo de evaluar las prácticas y de identificar las lagunas de conocimiento y sus retos. Éstas son algunas de los resultados destacados:

  • Se han realizado más de 300 campañas de erradicación de especies invasoras de hormigas alrededor de todo el mundo, de las cuales 144 se han documentado con éxito.
  • Los ingredientes activos, cebos y métodos que se utilizan están altamente fuera de balance con respecto a las especies que son objetivo de erradicación. 
  • Las erradicaciones de hormigas están en una fase de incremento de investigación y desarrollo y un siguiente paso lógico para los profesionales de campañas de erradicación es el desarrollo de mejores prácticas.
  • Consequentes investigaciones orientadas a ciertas especies y prácticas para integrar la historia natural con las estrategias de erradicación y distintas metodologías mejorarían esta herramienta de conservación. 
  • Las erradicaciones de hormigas están incrementando tanto en tamaño de área tratada como en frecuencia y su interés como gestión de especies invasoras va a crecer en el futuro.  

Descarga el artículo aquí.

B.D. Hoffmann, G.M. Luque, C. Bellard, N.D. Holmes, C.J. Donlan 2016. Improving invasive ant eradication as a conservation tool: A review. Biological Conservation 198 (2016) 37–49.